• Jeovana Mendoza

Hago mi maleta para el hospital


La finalidad es tener lista tu maleta para el hospital junto a la puerta cerca de las 36 semanas. Los bebés no siempre llegan según lo previsto y te sentirás más confiada y relajada sabiendo que todo está preparado.

Tu maleta para el hospital contiene todo lo que tú y tu bebé necesitarán para su permanencia en el hospital, así como todo lo básico, incluyendo lo que pienses que te haga relajarte durante la labor de parto, como música y un libro que leer. También merece la pena empacar algo de bienestar hogareño: vivirás de tu maleta por un día o más (por lo menos), así que es agradable incluir cosas que te unan a un ambiente más familiar. Empaca un poco más de lo que creas que necesitarás, en caso de que te quedes más tiempo de lo planeado. Aunque tu pareja de parto (o tu pareja, si es alguien más) podrá recoger desde luego lo que hayas olvidado, es probable que te sientas más relajada si sabes que cuentas con todo lo esencia.


EMPACAR PARA TI

Piensa en cosas prácticas y personales cuando empaques. Desearás incluir por lo menos lo siguiente: - Tu plan de nacimiento y una copia, por su hay un cambio de personal y no asiste el personal original. Tu pareja de nacimiento también querrá una copia. - Bata, pantuflas y calcetines. ¡Elige algo que te haga sentir atractiva! Usarás tu bata en los pasillos y por la sala de parto, ya que tratarás de estar activa durante la labor y es muy probable que después tengas un mundo de visitantes que llegan para conocer a tu nuevo bebé. - Crema para los labios, ya que tienden a resecarse durante la labor de parto. - Una camiseta o un camisón viejo para la labor: la mayoría de los hospitales proporcionan una bata, pero es posible que prefieras usar tu propia ropa. - Bocadillo y bebidas (si te lo permiten) y agua embotellada. Estar hidratada es esencial para la labor de parto y para amamantar; aunque habrá agua en el hospital, preferirás llevar agua de tu marca favorita. - Ayuda para la relajación, como música inspiradora o relajante y almohadas. - Cualquier terapia inhibidora de dolor, como aceites esenciales, remedios homeopatícos , na máquina TENS, aceite para masaje o esencias de flores. - Jabón, franela, toalla, maquillaje, cepillo de cabello, cepillo y pasta dentales. - Cualquier medicamento (verifica con tu doctor si planeas dar pecho). - Libro, revista y un diario para escribir tus pensamientos durante la labor de parto y cuando haya nacido tu bebé. - Una cámara fotográfica digital o una videograbadora; tu pareja de parto puede llevar la suya, pero querrás tener la tuya propia. - Algo para usar en casa: tu figura no será como antes, así que escoge ropa suelta y cómoda. - 1 o 2 camisones o pijamas que se abran por el frente para después del parto. - Dos sostenes y almohadillas de lactancia y crema para pezones. - Toallas sanitarias de maternidad. - Pantaletas viejas o desechables. - Tapón de oídos (¡contra ruidos!). - Teléfono celular o tu agenda de direcciones.


EMPACAR PARA TU BEBÉ

Tu bebé necesitara lo siguiente: - 2 o 3 pijamas; 2 o 3 camisetas de punto; 3 o 4 cuadrados de muselina; una chaqueta de punto y un gorro suave (por si hace frío o quieres llevarlo a dar un paseo por el hospital (todos los bebés deben usar gorro en el exterior por las primeras semanas para asegurar que se mantenga la temperatura de su cuerpo). - 12-24 pañales y un tapete plegable para cambios. Es mejor usar desechables en el hospital, aun si piensas usar de tela a largo plazo. - Artículos de tocador y toallitas. - Una toalla con capucha para bebé. - Una bolsa para cambios para poner las pertenencias del bebé. Si es posible, pon una mesa de cambio cerca de tu cama del hospital para facilitar los primeros cambios de pañal. - Ropa cómoda para ur a casa. Algunos bebés no están muy contentos de ir a casa, así que asegúrate de que nada irrita su piel o lo acalore mucho. - 1-2 mantas ligeras para mantenerlo abrigado. - Un juguete o cobija "consuelo".


Fuente: Mi embarazo.

7 vistas
  • Facebook icono social
  • Instagram
  • YouTube
  • Twitter
Guanajuato 51,
Roma Norte, CDMX, México